sábado, 6 de marzo de 2010

ST

Mucho tiempo ha pasado, lo sé. Tiempo en que las cosas cambiaron mucho, dentro y fuea de mi cabeza. Ahora leo estas viejas entradas y me resulta todo muy extraño, sobre todo porque en estos meses me dediqué a comer como una maldita condenada, y ya creo que ni siquiera puedo pensar en hacer un ayuno y mucho menos (como siempre) en comer con normalidad. Estoy atravesando por un momento en que esto, como todo, pasa a segundo plano, tercero, cuarto, mi vida dió un vuelco tremendo y todavía no sé bien qué hacer ni qué pensar ni qué decir ni nada, no sé nada, absolutamente NA DA.
A mi papá le dieron como mucho cinco o seis meses de vida. Sí, el maldito cáncer ya está instalado en mi familia, y en la persona que más quiero, con la que compartí todos los días de estos 21 años, la que con sus errores y defectos que son muchos, y con todas sus miles de virtudes, me crió, me enseñó a ser lo que soy hoy, fue mi buen y mal ejemplo, lo más grande que una hija puede tener.
Es muy frío escribirlo, expresarlo así, pero todavía no termino de caer, todavía no puedo creer ni entender que esté pasando esto. Todavía no sé cómo reaccionar ni qué sería lo "normal" o lo menos perjudicial, para mí, para él, para todos.

..

Empecé esta entrada la semana pasada. Como de costumbre últimmente, todo pasa muy rápido, y hoy gracias al cielo puedo decir que el panorama es mejor, o menos peor al menos. Estoy más tranquila y me dediqué a recuperar un poco mi vida social, salir y divertirme, aunque por otro lado la culpa me carcome, aunque esté todo ya "bien".. pero sé que no puedo manejar esto, que no temrino de caer como ya dije, es como si todo fuera un sueño extraño.. la gente me explica cosas todo el tiempo, de mejor o de peor manera, he hablado con médicos de todos los estilos, con 800 familiares que tal vez no veía hace años, con casi todos mis amigos.. y de todas formas no encuentro la mejor manera.
Y hablando de culpas, y de sentirme presa del egoísmo, mi peso y aspecto físico siguen molestándome lo mismo o más en este momento. Soy una gorda patética, una persona con un problema, el de la gordura. Y no quiero ya tenerlo, no quiero ya comer. Siento también que sería injusto para mi familia de alguna manera el tener a dos personas enfermas en lugar de una. Pero yo nunca llegué a un estado tal en que requiriera de cuidados ni nada, y creoq ue no lo haría. Simplemente quiero sentirme bien, más allá del aspecto físico, no comer me hace bien a muchos niveles y quiero volver a tener esa sensación de poder, de control, de conezción conmigo misma, en lugar de este sentimiento constante de frustración y desequilibrio, en vez de considerarme esta mierda que me siento cada vez que me doy un atracón, lo que en este momento es moneda corriente. Lo peor es que todos me excusen, no quiero que me excusen, no quiero que me digan que está justificado porque estoy en un momento difícil. Estoy en un momento difícil, pero la vida sigue y además de esto yo tengo que estar bien, no puedo permitir que mis problemas dominen mi vida una vez más. NO QUIERO.

1 comentario:

Alice Cullen dijo...

ohh... siento mucho lo de tu papá... es en una situacion como esta en donde piensas que tu vida es muy facil a comparacion de otros... entiendo tu sentir, confusion, tristeza, no saber que sentir en realidad, pero bueno, la verdad es que esta en nosotros hacer las cosas mejor, igual, o peor, hacer que nuestras vidas cambien aunque sea un poquito, todos y sobre todo tu tienes la fortaleza para hacerlo, asi que animo que aparte tienes gente que te apoya... :D
Un Besototote!