miércoles, 22 de julio de 2009

THINK THIN


Los expertos dicen que tener la actitud correcta puede ayudarte a pensarte FLACA.

Si querés ser exitosa en la pérdida de peso, necesitás cortar la grasa mental, y eso te llevará a cortar la grasa de tu cintura. Mirá los patrones y hábitos que estás arrastrando con vos y se ponen en el camino del éxito.

Todos tienen sus propias excusas. Cuando intentan mejorar su estilo de vida y hacer dieta, la mayoría de la gente lo hace bien hasta que algo pasa -sea presión laboral, problemas familiares, u otra cosa-. Cualquiera que sea tu problema personal, el patrón tiene que cambiar si querés ser exitoso.
Para pensarte flaca, tené
paciencia.


Think Thin: 8 Estrategias
Sacate esa mentalidad de sobrepeso de tu cabeza y empezá a pensar como una persona flaca con estas ocho estrategias:

1. Imaginate FLACA.

Si querés ser flaca, imaginate flaca. Visualizate a vos misma en el futuro, seis meses a un año en el camino, y pensá lo bien que te verías y sentirías sin esos kilos de más. Buscá fotos viejas de vos más flaca y ponelas en un lugar como recordatorio de hacia qué estás aputando, para qué estás trabajando. Preguntate qué hiciste entonces que puedas incorporar a tu estilo de vida actual. Y pensá en actividades que te gustaría hacer pero no hacés a causa de tu peso.

Para romper viejos hábitos, necesitás verte en una luz positiva.

2. Tené expectativas reales.

Cuando los doctores preguntan a sus pacientes cuánto quieren pesar, el número muchas veces no es realmente alcanzable.

Hay que reevaluar la meta de peso luego de seis meses.

3. Ponete pequeñas metas.

Hacé una lista de metas más pequeñas que te ayudarán a alcanzar tus metas de pérdida de peso. Estas mini-metas deberían ser cosas que mejoren tu estilo de vida, como: comer más frutas y vegetales, tomar alcohol sólo los fines de semana, comer pochoclos bajos en calorías en lugar de chips, pedir una ensalada en vez de papas fritas , poder subir las escaleras sin quedarte sin aliento.
Todos sabemos que cambiar es duro, y es especialmente difícil si tratás de hacer muchos cambios, así que empezá pequeños y greduales avances en tu estilo de vida.

4. Conseguí apoyo.

Todos necesitamos apoyo, especialmente en tiempos difíciles.

Los estudios muestran que la gente que está conectada con otros, sea en persona u online, lo hacen mejor que los que tratan de hacer dieta ellos solos. (Por esto es muy bueno tener un blog (: )

5. Creá un plan detallado de acción.

Cada noche, planeá tus comidas y ejercicios para el día siguiente. Planificar es un 80% de la batalla. Si estás equipada con un plan detallado, los resultados seguirán.

6. Recompensate.

Date una palmada en la espalda con un viaje al cine, una manicure, o lo que sea que te ayude a sentirte bien con tus logros (que no sean recompensas de comida).
Recompensate después de alcanzar un de tus mini-metas, o haber bajado de peso, o perdido unos centímetros alrededor de tu cintura, así reconocés tu trabajo duro y celebrás los pasos que estás dando hacia la delgadez.

7. Terminá con los viejos hábitos.

Los viejos hábitos mueren duro, pero no podés seguir haciendo las cosas que hacías si querés perder peso exitosamente.

Tratá de identificar dónde te estás comprometiendo en comportamientos que llevan a ganar pero y cambialos.

Una forma de deshacerte de los malos hábitos es deshacerte de toda la tentadora comida de calorías vacías que hay en tu cocina y reemplazarla por opciones más saludables.

8. Mantené un registro.

Pesate regularmente y tené diarios detallando lo que comés, cuánto ejercitás, tus emociones y tu peso y medidas. Los estudios muestran que tener registro de esta información ayuda a promover comportamientos positivos.

Simplemente saber que estás registrando la comida que ingerís puede ayudarte a resistir esa porción de torta!


Sacado de: http://www.webmd.com/diet/features/8-ways-to-think-thin (la síntesis y traducción son mías).

4 comentarios:

Alice Cullen dijo...

Hola chica... gracias x visitar tu blog, cualquier cosa que necesites pues aki estoy... suerte en este largo camino.Te sigo.
Besos

Judith dijo...

Me alegra de q te guste el blog, te sigo, cuídate cielo y ánimo.

Angus dijo...

Muy bueno.

Rebecca de Winter dijo...

Leí todo tu blog y obvio te sigo. Me han encantado tus entradas y tu manera de pensar y ver las cosas.

Te he mencionado en mi blog!

Te iré leyendo preciosa!

Rebecca